Black Sabbath. 35 años después


Foto rechula y añeja de Black Sabbath.

Foto rechula y añeja de Black Sabbath.

Lo dije en su día: Marilyn Manson me parece un Anticristo de salón, un producto de la MTV, pero Black Sabbath, el grupo de Ozzy Osbourne y Tony Iommi, le cantaba a Satán, a la muerte y a la locura hace 45 años, cuando aún se sospechaba que el rock podía ser obra del mismo Diablo. Y todavía resulta excitante escuchar ese hard rock que sentó las bases del heavy metal, vestigio de un tiempo en que el rock duro no era plomizo, se podía fundir con rhythm & blues y las guitarras dominaban la música.

35 años después, la formación comandada por Ozzy y Tony vuelve al estudio de grabación, junto al bajista Geezer Butler y con el refuerzo de Brad Wilk (Rage Against The Machine), a la batería. Produce Rick Rubin. ¿Estará el resultado, el álbum resultante, a la altura de su leyenda?

Imagen reciente de Tony Iommi, Ozzy Osbourne y Geezer Butler.

Imagen reciente de Tony Iommi, Ozzy Osbourne y Geezer Butler.

Anuncios