Guzmán. Sentado en la cumbre del mundo


GuzmánPreocupado por los cambios y acontecimientos que han venido ocurriendo en ésta última época, Guzmán saca un nuevo disco, gestado a lo largo del 2012, en una fecha un tanto significativa, 12/12/12. Sale de fábrica en formato Digipack con 15 canciones en las que juega entre la realidad de una sociedad que se viene abajo y el descontento general de unos valores que han tocado fondo.

Allá por el año 1973 graba sus primeros discos con Solera, donde se incluían canciones como, “Calles de viejo París”. Un año después lo hacía con ese incombustible “Señora Azul”, donde sus componentes Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán dejaban patente sus armonías vocales y composiciones que perduran frescas e inamovibles hasta hoy.

Guzmán _ coverEn el año 1978 nos muestra su primer disco en solitario, “El país de la Luz”, cambiando el concepto del típico cantautor. Tres años después, con ese afán de búsqueda, organiza el grupo Cadillac en la comienzos de una efervescencia ochentera que se dio por llamar “La Movida madrileña”. En ésta época se influencia de toda la música tecnológica del momento, compartiendo compañía de discos con artistas como Secretos, Nacha Pop, Mamá, Miguel Ríos, etc., y reuniendo al mismo tiempo a sus antiguos compañeros de C.R.A.G. bajo el mismo sello para grabar dos álbumes más: “1985, Los Blues“ y “Queridos Compañeros”.

Cadillac, con cinco vinilos, giras españolas y americanas, se crean un desgaste, que tras representar en 1986 a España en Eurovisión con “Valentino” en Bergen (Noruega), provoca su disolución para tomar caminos diferentes. Hoy vuelven a reunirse como cuatro chiquillos recopilando en un disco, “Cadillac 25 años”, sus mejores éxitos: “Pensando en ti”, “Se ha cruzado un tonto”,”Perdí mi oportunidad”, “Arturo”…

Guzmán, implicado en todo lo que sea musical, sigue su carrera haciendo discos en solitario cada tres años como “Guzmán y Cía”, “Bienvenido al Club”, “29 de Febrero” y éste último, que cierra un ciclo, sorprendiéndonos con “Sentado en la Cumbre del Mundo”, una visión externa de lo que está aconteciéndonos. El compositor tiene una necesidad casi enfermiza de compartir todas sus obras para disfrutar de cada nota y hacernos partícipes de esa inagotable fuente de inspiración.

“Cómo una canción puede hacer saltar todos los resortes hasta hacer llorar…”. En definitiva nos hace mejores personas, pues la armonía es la arquitectura de éste universo en el que estamos todos involucrados en un viaje sin fin.

(información facilitada por The Borderline Music)

Anuncios