Supagroup. Su madre no está nada orgullosa de ellos


Cádiz (26 de octubre, Supersonic); Barcelona (28, La [2] de Apolo); Valencia (29, Durango Club Domingo); Castellón (30, Four Seasons); Murcia (31, Stereo); Madrid (2 de noviembre, Gruta 77); A Coruña (3, Mardigras); Gijón (4, Acapulco); Vitoria (5, Helldorado); Logroño (6, Biribay Jazz Club)

Tras tres años de silencio y varias giras por España en donde pusieron todo patas arriba, el cuarteto de energy & roll liderado por los hermanos Lee vuelve a la actualidad musical y, cómo no, a los escenarios con un nuevo disco titulado ‘Hail! Hail!’. 

¿Que pueden hacer dos hermanos (Chis y Benji Lee) naturales de Anchorage (Alaska) e hijos de una predicadora Pentecostal que les quemaba todos los discos de rock & roll que entraban en casa? Está claro: huir a la ciudad del pecado (Nueva Orleans), montar un grupo con las más puras, evidentes y especificas influencias rockeras de la historia y no parar de tocar en todos los bares de mala muerte del medio-oeste. Por supuesto, su madre no está nada orgullosa de ellos.

Efectivamente, Supagroup es un grupo de rock a la vieja usanza, auténtico en todos los sentidos: desde su formación (un cuarteto clásico que completan el bajista Leif Swift y el baterista Michael Brueggen) y su sonido (rudo, bronco, rabioso, con olor a válvula ardiendo), hasta la temática de sus letras: “Screwing, rocking and drinking… or drugging” (en sus propias palabras).

Tras varios años puliendo sus temas en bares cada vez más repletos de fieles seguidores, Foodchain Records logró domarles y meterles en un estudio donde grabaron su disco de debut, adulado y arrullado por la crítica. Aunque ellos lo tienen claro: “sabemos que el número de discos que vendemos no dependen de lo que escriban los periodistas de nosotros, si no de la cantidad de fans que quieran acostarse con nosotros”. 

En 2008, estos predicadores de la iglesia del rock se marcaron un grandísimo disco que les puso en el sitio que llevaban años reclamando; ‘Rules’ es el título de un álbum grabado prácticamente en su totalidad en directo, captando el punto fuerte del conjunto, y consiguiendo, aún si cabe, más crudeza y salvajismo en su sonido. ¿Dónde sino podría grabar un disco como este un grupo así? Pues nada menos que en los legendarios estudios Avatar de NYC, bajo el mismo techo donde David Bowie o Bob Dylan, entre otros, completaron grandes trabajos. ¿Y quien sino podía producir un trabajo como este? Sólo una leyenda viva como Kevin ‘Caveman’ Shirley (Led Zeppelin, Aerosmith) podía estar tras los controles, consiguiendo  un disco con el que desempolvarás de nuevo esa air guitar que olvidaste a los 17 años. Cuernos en alto, cabeceos a 3.000 revoluciones, llega Supagroup.

(texto facilitado por Gorka N.O.T.)

Anuncios