Una viñeta del Festival Turborock!


The Del-Lords.

El viernes 2 de septiembre y el sábado 3 se celebró en el Escenario Santander, del Parque de Las Llamas, el segundo festival Turborock!, un encuentro sectorial y especializado en rock and roll que según la organización reunió a 700 personas el primer día (amenizado por indie pop y surf) y a 1.000 el segundo (muy roquero y punk). Nosotros calculamos que el 15% serían féminas y la organización asegura que el 90% de los espectadores llegó de fuera de Cantabria. Ya ese viernes comentó Álvaro Fierro: «Si estamos todos aquí, ¿por qué no se monta en Bilbao?». Y le replicó Fernando Gegúndez: «Pasa lo mismo en el Euroyeyé de Gijón. Está lleno de vascos».

La hermandad roquera la gozó ambos días. El viernes disfrutó con la fiesta de los multicultis King Salami & The Cumberland Three (híbrido mulato entre el Barrence Whitfield afrochillón y los manguis del garaje The Black Lips) y se decepcionó un tanto con los surferos siderales Man Or Astroman?.

El sábado encantaron con punk ramoniano los históricos Buzzcocks, pero una de las citas obligadas la protagonizaron The Del-Lords, combo adscrito al Nuevo Rock Americano de los 80 y recientemente resucitado por su líder, Scott ‘Top Ten’ Kempner (The Dictators), a quien le sigue escudando Eric Ambel (Steve Earle, Yayhoos). En una hora el cuarteto neoyorquino lanzó once temas de rock americano con épicas guitarras eléctricas (Stratocaster versus Gibson) y a varias voces (¡el que mejor cantó fue el batería Frank Funaro, de los Dictators y Cracker, en su pieza ‘I Play The Drums’!). Su crisol de riffs hard (‘Get Tough’, un canto a la vida en la gran ciudad) se puso superyanqui en su miniéxito ‘How Can A Poor Man Stand Such Times And Live’ (¡un boogie de honky tonk!), las melodías NRA cruzaron a REM con The Del Fuegos, y adaptó a los Flaming Groovies (‘Jumpin In The Night’) y Neil Young.

(Óscar Cubillo)

Anuncios