Bing Ji Ling. Shadow to shine


BING JI LING

SHADOW TO SHINE

Lovemonk

Quinn Luke, bajista y cantante californiano afincado en Nueva York, entre otras cosas miembro de Incarnations y The Phenomenal Handclap Band, es el culo inquieto que se esconde tras este rimbombante nombre que, según apuntan, significa helado en mandarín. Su disco arranca con soul dinámico aderezado con metales, flautas y percusiones, toda una inmersión en sonidos pretéritos que adelanta con sinceridad lo que a uno le espera. Quinn domina el falsete, flirtea a la perfección con texturas funkies, se asoma al abismo rockero con maneras hard setenteras, donde las guitarras eléctricas tejen mantos junto a los teclados, y confecciona el tipo de música disco que nos gustaría bailar bajo una bola de cristal. Si frecuentáramos esos ambientes. Además, se sabe controlar y su vinculación con lo hippy rara vez le hace caer en el hipnotismo, con lo cual el álbum resulta sobradamente variado y entretenido.

Anuncios