>Bad Religion. Ramones para yuppies


>Vitoria (26 de junio, Azkena Rock Festival)

Bad Religion no es cabeza de cartel del Azkena Rock Festival 2010 porque actúa el sábado, el mismo día que Robert Allen Zimmerman. Y Dylan es mucho Dylan. Pero hay que reconocer que, aunque mucha gente desconoce su existencia, al no practicar el tipo de música que machacan las radiofórmulas, el sexteto californiano puede considerarse uno de los más influyentes del siglo pasado. No sólo por sus ventas millonarias, sino especialmente por crear e impulsar hace ya tres décadas años un estilo al que se han adherido innumerables bandas, como Nofx y Pennywise. La invención se llama hardcore melódico, y sus creadores Bad Religion.

“Sí, la verdad es que tengo la sensación de estar tocando en una de las bandas más importantes e influyentes de este siglo. Nunca tocaría en ninguna otra”, aseguró en su día Brian Baker, guitarrista de la banda. Pero no visita Euskadi para platicar acerca de la trascendencia de su contribución a la música; lo hace para adelantar las canciones de su 17º elepé, el sucesor de ‘New maps of hell’, donde previsiblemente vuelverán a fundir la contundencia, consistencia y velocidad del hardcore y del punk rock con constantes melodías que hacen fácilmente digerible su propuesta y su habitual preocupación por asuntos de corte social. Todo en eterna demanda de una Nueva América.

La necesidad de un cambio urgente en el carácter de su país ha estado tradicionalmente presente entre los mensajes de sus álbumes. Y sus sonidos y sus clichés, su contribución al desarrollo y difusión de una fusión de energía rockera, guitarrera y armonías pop, mantienen el atractivo para un público bien definido que les ha procurado el calificativo de Ramones para yuppies.

Anuncios