>Thalia Zedek. Ya somos europeos


>¿Ya somos europeos? Bueno, al menos por un día lo hemos parecido en Vitoria. A partir de las 19.00 hemos podido ver y escuchar, un miércoles, a Thalia Zedek gratis en el Pabellón Universitario. Todo bueno. La hora, la artista y el precio. Tomen nota, promotores, empresarios o/y hosteleros, no hace falta tener al respetable abrevando hasta la madrugada para hacer caja. La gente se ha acercado igual, ha disfrutado y ha bebido de la misma manera, y ha podido regresar a casa a una hora prudencial, razonable, europea. Prudencialmente europea. Si le ha dado la gana.

Y poco ha importado la hora de arranque, entre dos luces. Thalia ha traído la noche por su cuenta, nos ha sumido en un manto de brillante oscuridad (si tal contraste existe), acompañando su voz, el sonido de su Stratocaster y su look masculino con crescendos armados con bajo, batería, teclas y violín. Sin violencia desatada. Una lección de reflexiva intensidad para nuestra cabaña indie. Yo que tú no me la perdería.

Aún tiene que pasar por Barcelona (25 de febrero, Sidecar); Zaragoza (26, Lata de Bombillas), Gijón (28, Savoy), Madrid (1 de marzo, Nasti *”solo acoustic show”*), Cádiz (2, Aulario La Bomba), Huelva (3, Universidad), Granada (4, Centro Cultural Caja Granada), Valencia (5, Centro Cultural Octubre) y Huesca (6, Centro Cultural del Matadero).

Anuncios