>Stanley Jordan. Sofisticado y melódico


>“Se me hace duro la música estruendosa, agresiva y negativa”

OSCAR CUBILLO nos pasa esta breve charla con Stanley Jordan (Chicago, Illinois, 1959), un guitarrista de jazz sofisticado y melódico conocido por usar una técnica que le permite sonar como varios instrumentos a la vez. Con su disco Magic Touch (Blue Note, 85) alcanzó fama y fortuna en el campo del jazz-pop, y hoy día se halla muy interesado en la musicoterapia, por lo cual muchos consideran que malgasta su talento.

Graduado en Princeton, Jordan tocó en Nueva York con Benny Carter y Dizzy Gillespie. Atiende a mi hermano brother desde un hotel en Denver, Colorado. “Hoy vuelo a Los Angeles pues mi hija, Julia Jordan, tiene una nueva banda y debuta en Hollywood. Recuerdo la primera vez que fuimos ahí. Fue un momento emocionante. Conducíamos de noche por Sunset Strip y dije: ‘Mira, cariño, todo el mundo es de tu edad. ¡Esta es tu época!’. Su página del MySpace es http://www.myspace.com/juliajordanmusic”. ¡Toma cuña!

Su última grabación, nominada al Grammy reservado a Best Pop Instrumental Performance, es State of nature. El sábado 30 de mayo lo presenta en Vitoria (The Group) y un día después en Pamplona (Auditorio de Barañain).

¿Cuáles son tus influencias?
Tengo una mente muy abierta, lo cual es a la vez una bendición y una maldición. Mi vida se ha enriquecido con muchas influencias y experiencias diferentes, lo cual sin embargo hace difícil responder a tu pregunta. Lo siento.

Aparte del jazz y la música clásica, ¿qué estilo te gusta?
Rock, hip-hop, electrónica… Me gustan bastantes estilos, aunque tengo mis preferencias. Procuro hacer frente a cada canción como algo individual. Lo que se me hace duro es la música estruendosa, agresiva y negativa. Pero en la terapia musical aprendemos que incluso ese tipo tiene su lugar.

Eres de Chicago. ¿Te gusta el blues?
El blues es la raíz del jazz, el rock, el R&B, etc. La sociedad va atravesando modas y hoy el blues y otros estilos de raíz van siendo ignorados. Opino que es una vergüenza. Por supuesto que el blues volverá, como cualquier moda. Pero antes que esperar al próximo ciclo, deberíamos intentar recuperarlo, mientras algunos de los grandes sigan aún vivos.

Tu último álbum es State Of Nature.
State Of Nature fue un intento de entender nuestra alienación respecto a la naturaleza y de buscar caminos para regresar a ella. Entontré varias respuestas personales y he intentado expresar mis ideas mediante la música.

¿Cómo serán tus conciertos vascos?
Los espero con ganas. De verdad amo al público español. Me impresiona que sea un país tan diverso. Allá donde vayas, hay una vibración diferente, pero tienen en común un corazón abierto y ganas de vivir. Me pregunto si en realidad la gente en España sabe lo mucho que me inspira.

Anuncios