>These Arms Are Snakes. Post-hardcore bien fresco


>(Barcelona, Madrid, Barakaldo)

Situados en Seattle y nacidos de las cenizas de los miticos e influyentes Botch y de los seminales Kill Sadie, These Arms Are Snakes facturan un post-hardcore que como minimo se podria catalogar de increiblemente “fresco”. Cogiendo de base la fiereza del punk evolucionado de bandas como At The Drive In o Refused, añadiendole ciertos toques caoticos de math-rock y dotandole de un empuje ciertamente bailable con ritmos en los que las guitarras cortantes y histericas se mezclan con sintes y teclados, cabria pensar a primera vista que These Arms podrian ser un choque frontal entre At The Drive In y unos The Faint en plan atmosfericos, pero no, el sonido de los de Seattle va mas alla de una mera suma de influencias. Esto es algo que queda totalmente descartado al observar la ascencente evolucion de la banda a traves de sus trabajos, los cuales han contando con la colaboracion en la produccion de Matt Bayles, productor habitual de Isis, y han sido editados en algunos de los sellos mas importantes y cruciales del underground americano, tales como Hydrahead (Isis, Jesu, Cave In, Botch,…) o Jade Tree (cuna de los primeros The Promise Ring, Joan Of Arc, Milemarker, Challenger, Jets To Brazil, los ahora popularisimos Strike Anywhere y muchos más grandes grupos del underground 90´s americano).

Su tercer largo, titulado Tail swallower and dove, lo edita esta vez el sello Suicide Squeeze, de Seattle, y representa para la banda su trabajo mas ambicioso y elaborado hasta la fecha. Sus estructuras son mas progresivas que nunca, sin dejar atras esa contundencia y ese cierto toque caotico-bailable que les caracteriza, pero esta vez llevando al maximo grado la brillantez sus canciones.

Su directo es arrollador e incendiario, como ya han dado cuenta en sus anteriores visitas. Esta vez vienen de gira con sus amigos de Russian Circles, banda en la cual toca tambien Brian Cock (bajista de These Arms Are Snakes). Presentan su nuevo album, Station, tambien en Suicide Squeeze, y su estilo podria estar cercano a lo que se viene a llamar post metal (ambientes post-rock con guitarras metaleras). Station demuestra ser un gran album con grandes momentos muy por encima de la medida, y les pone a la cabeza dentro de este subestilo, ejecutado a la perfeccion por ellos y que puede dar mucho juego en directo dada la técnica de su guitarra para manejar efectos en estéreo y loops. Y de su bateria, que demuestra ser un animal tanto en estudio como en directo.

Anuncios